This Is It. This Is Michael Jackson

Título original: Michael Jackson's This Is It
Reparto: Documentary, Michael Jackson
Director: Kenny Ortega
Guión: Kenny Ortega
Duración: 111 min.
Música: Michael Jackson
Fotografía: Kevin Mazur
Productora: Sony Pictures Entertainment / Sony Music Entertainment / AEG Live
País: EE.UU
Estreno: 2009
Género: Documental. Música

Sinopsis

Película documental realizado con el material grabado durante los últimos ensayos del "rey del pop" Michael Jackson (29 de agosto de 1958-25 junio de 2009), que preparaba su regreso a los escenarios cuando murió por consumo de pastillas, en circustancias todavía no del todo claras. La mayor parte del montaje del film fue rodado en junio de 2009 en el Staples Center de Los Ángeles y The Forum en Inglewood, en California, cuando Michael preparaba su 'This is it', la serie de 50 conciertos que iba a ofrecer en el O2 Arena de Londres. Dirige el documental Kenny Ortega.

Él. El summum del pop. El Rey. La leyenda. Michael Jackson.
Este modesto documental nos ofrece unas magníficas imágenes de los ensayos de un concierto que el Rey del Pop se disponía a ofrecer a sus fans, siempre desde su más profundo afecto. Porque la película no nos muestra sólo simples ensayos. Podemos ver directamente el empeño y esfuerzo que Michael se dejaba encima del escenario, su sincero amor por la gente que le admiraba, su afán, su consagración como el más grande de los últimos años. Ver bailar y cantar a Michael Jackson es siempre todo un espectáculo sin precedentes. Yo nunca pude disfrutar de un concierto del difunto Rey del Pop, y esto es lo más parecido que he podido contemplar. Nunca pensé que le estaría agradecida a Kenny Ortega por nada. Pero lo estoy. Por ofrecerme la oportunidad de ver a Michael Jackson como nunca antes había podido verle. Sencillamente, este documental ha sido capaz de mantenerme pegada a la silla y los ojos abiertos como platos, casi sin parpadear, durante casi dos horas seguidas. No cabe duda de que, como ya he dicho, ver a Michael en acción es un espectáculo inigualabre, pero este documental, aparte de mostrar eso que por sí solo ya es algo de agradecer, lo hace desarrollándose de un modo admirable, intercalando imágenes con un montaje maravilloso y un sentimiento de cariño que se sale de la pantalla.

Increible e impresionante hasta el final. Música, baile, espectáculo y emoción.
Te admiro Michael. Ahora sí que podemos decir, This Is It.

La melancólica muerte de Chico Ostra

Título original: Melancholy Death of Oyster Boy: and Other Stories
Año de publicación: 1997
Título original: Tim Burton's: The Melancholy Death of Oyster Boy
Editorial: Anagrama
Colección: Panorama de Narrativas nº 439
Traducción: Francisco Segovia
Edición: Junio de 2003

Tim Burton es un bicho raro, o mejor dicho, es un eterno niño raro, no hay más que echarle un sucinto vistazo a su filmografía para confirmarlo. Conjuntamente con David Cronenberg, Davi Lynch, Terry William, y Sam Raimi, él es uno de esos contados cineastas contemporáneos que poseen un particular e inconfundible mundo visual y narrativo que podemos seguir, en mayor o menor medida, en cada una de sus películas. Me asomo a su libro de poemas e ilustraciones, LA MELANCÓLICA MUERTE DEL CHICO OSTRA, y todas mis sospechas se confirman… su rareza es genial, maravillosa. El librito menudo es un corto y agradable paseo visual y sentimental por ese universo suyo, tan particular y alegremente oscuro.

Por esos poemillas inocentes y esas ilustraciones tiernamente macabras desfilan toda una serie de niños raros y solitarios, auténticos freaks venidos directamente del mundo de ensueño y pesadilla que es la propia mente de Burton, y que no son sino el reflejo del niño raro, del freak extraño que él mismo se sabe, recreando de paso en mi mente un melancólico crucero a través de los mejores momentos de su mágica filmografía.

Chico Robot y Ojos de Clavo transpiran el espíritu de los tiernos EDUARDO MANOSTIJERAS y FRANKENWEENIE, todos ellos niños prefabricados, pequeños frankensteins manufacturados. La mirona, La Chica de Muchos Ojos y Jaime parecen salidos directamente del purgatorio cartoon y feérico de BITELCHÚS. Chica Vudú y Chico Tóxico bien pudieran tener su residencia en la Ciudad de Halloween de PESADILLA ANTES DE NAVIDAD, mientras que el Chico Momia me viene a ver, tal cual es, desde esa misma película, y Palillo bien recuerda, en esencia, la figura del delgaducho y soñador Jack Skeleton. Incluso está Nino, el horroroso niño pingüino, que me trae a la cabeza a Danny DeVito vestido de ártico en la mejor adaptación de Batman que hasta ahora se ha hecho. Y también, está el Chico Ostra, cuya triste vida, cuya melancólica muerte, tanto tienen del propio Burton y toda su galería de personajes, así como de un tal Gregor Samsa que tiempo ha amaneció escarabajo…

De estos niños que transpiran macabra dulzura, suave desolación, nostálgica incomprensión, mágica soledad, me llegan sin quererlo los efluvios de Tod Browning y su PARADA DE MONSTRUOS, de Charles Laughton y su NOCHE DEL CAZADOR, de la entera Hammer, de Vincent Price y Roger Corman haciendo el ganso con los cuentos de Poe, de Kafka -cómo no, siempre Kafka-, e incluso de Edward Gorey, cuya influencia en Burton, es más que reconocida.

El regusto final tras la lectura, empero, es de profunda tristeza, porque el destino de esos niños, aun engalanado de versos y colores, es siempre trágico, como si el propio autor, niño a su vez en espíritu, pero hombre consciente al fin, supiese que el tiempo de la infancia no es infinito, que al contrario, dura muy poco, y que una vez expulsado de él ya no se puede volver aunque la imaginación pueda llegar a ser un buen placebo... no osbtante, jamás será lo mismo.

Quizás, para el Chico Ostra y el resto de su troupe de solitarios marginales no hay luz ni esperanza, porque en el Reino de Fantasía en el que nacieron y del que indudablemente serán expulsados no parece haber sitio para siempre...

Javier Iglesias Plaza

Atrapado en el tiempo

Título original: Groundhog Day
Reparto: Bill Murray, Andie MacDowell, Chris Elliott, Stephen Tobolowsky, Brian Doyle-Murray, Marita Geraghty, Angela Paton, Rick Ducommun
Director: Harold Ramis
Guión: Danny Rubin & Harold Ramis
Duración: 101 min.
Música: George Fenton
Fotografía: John Bailey
Productora: Columbia Pictures
País: EE.UU
Estreno: 1993
Género: Comedia. Romance


Sinopsis

Phil, hombre del tiempo de una cadena de televisión, es enviado un año más a Punxstawnwey, a cubrir la información del festival de El día de la marmota. En el viaje de regreso, Phil y su equipo se ven sorprendidos por una tormenta que les obliga a regresar a la pequeña ciudad. A la mañana siguiente, al levantarse, Phil escucha en el radiodespertador el mismo programa que la mañana anterior...

¿Phil, como la marmota Phil?

''¿Qué harías si todos los días fuera el mismo día? ¿Y si cuando te levantaras, sabrías exactamente lo que vas a vivir? ¿Y si no hay un mañana? ¡Hoy no lo ha habido! Y el día comienza otra vez, 6:00 AM.'' El día que nunca debería terminarse. Atrapada por Bill Murray, a ésta película la tengo en un pedestal. Es brillante. La comedia más inteligente de todos los tiempos que perdurará infinitamente. En un pequeño pueblo de Pennsylvania un periodista gruñón y antipático se ve condenado a revivir, una y otra vez, el mismo día. Todo se repite, excepto su percepción de que, lo que le sucede en cada momento, ya lo ha vivido. Con esta simple premisa arranca un divertido guión en el que, además de crearse ingeniosas situaciones, se asistirá al cambio de valores del protagonista sin caer en la obviedad ni la sensiblería. Comedia convertida en un pequeño clásico, multitud de situaciones cómicas narradas con notable sentido del ritmo. ''La marmota ha dicho sí''. Una marmota inolvidable.

Back to Home Back to Top Plenilunio de Otoño. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.