Pidiéndo agua

¡El planeta nos pide agua, y nos envía este representante!

A 48°C en Australia durante una semana.

Fue tal el calor que los koalas pedían a la gente agua para beber. Núnca antes se había visto algo semejante. Uno entró a una casa para esconderse del calor y buscar algo de sombra. Miren lo que hizo cuando el dueño le dio agua para tomar...

Tomemos conciencia de lo que estamos haciéndo con el mundo. Cada uno contribuye con la destrucción del ambiente y los cambios climáticos. Cada uno puede colaborar para proteger, cuidar, restaurar y salvar nuestro planeta.

El calentamiento global está matando todo. Estamos acabando con el planeta y con la vida salvaje que vive en él. La imagen del animal es encantadora y muy tierna, pero lo que le está sucediendo es lamentable. Nos muestra un drama, el drama del planeta y sus especies que agonizan por acción del hombre. El cambio climático, la destrucción de bosques, etc... está afectando tanto, que con nuestro egoísmo haremos que los animales salvajes desaparezcan y con ellos lo bello de nuestro planeta.

A mi más que ternura me provoca una tristeza enorme. Pobre koala, la calor que tendría que tener el pobre animal para acercarse tanto a una casa. No le quedó más remedio que acercarse a lo que más temen, para poder vivir. Arriesgar su vida, por tomar un poquito de agua. No quiero pensar que sucederá mas adelante.

Por éstos cuatro ciclistas y esa familia de buen corazón hay millones que todavía se niegan a darse cuenta que nos vamos todos a la mierda.

Cuando empezaremos a darnos cuenta de las cosas que de verdad importan...






2010, otro año más de mierda

Bueno, ya estamos en otro nuevo año, en otra nueva década, donde toda la misma mierda sigue en el mismo sitio. La vida sigue igual y encima nos hacemos más viejos. Mientras todo el mundo se dedicaba éstos días a preocuparse y gastarse el sueldo en la cena de Nochevieja, en los regalos para Reyes y todo lo que conlleva éstas malditas fiestas de capitalismo, el mundo sigue igual. Sigue la crisis, sigue el paro, sigue el hambre y la pobreza en el mundo, siguen los abandonos de animales, siguen los malditos maltratadores de animales, entre más cosas. ¿Por qué tengo que celebrar todo ésto? Para mí es una noche o un día más del año, sin más. Y no, no lo entiendo. La Navidad no es más que otra fiesta materialista, adornan todas las calles, casas, centros comerciales, hacen obras de teatro, ponen mil películas sobre eso... pero qué coño, eso no es más que una faceta para creer que la gente es buena, detrás de todo eso lo único que se mueve es el dinero. Ponen anuncios sobre la felicidad de la familia, el estar unidos... ¿Para qué engañarnos? Hoy en día la mayoría de gente no goza de felicidad en su familia, tienen que joderse mientras comen todos reunidos dándose regalos unos a otros mientras por dentro piensan: ''Cada vez falta menos para volver a estar un año sin ver a éste pringao''.

Si os creeis que en Navidad todo es felicidad, mirad un poco más allá, donde no tienen dinero para nada y las familias están enfermas, a ver que os dicen.

La Navidad es una farsa, una mierda, nunca me ha gustado ni nunca me gustará.

Haced regalos, reuniros, amaros, quered, creed, acordaros del prójimo, de los niños sin casa, de los pobres de vuestra ciudad, de los que mueren de hambre, de los animales vagos… pero todo el año, hipócritas… ¡de mierda!

Back to Home Back to Top Plenilunio de Otoño. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.