La sirenita

La Sirenita es un cuento de Andersen con un final triste, muy triste. Un cuento que seguramente la mayoría conoceis, os lo han contado o lo habeis contado. Un cuento del que mayores y pequeños tenemos mucho que aprender. Estoy hablando de "La Sirenita", nada que ver con esa película de la factoría Disney que tanto gusta a los niños.

"Mar adentro, muy adentro, el agua es tan azul como los pétalos del más hermoso aciano y tan clara como el cristal más puro, pero es muy honda, más honda de lo que ningún ancla alcanza, y habría que colocar muchos campanarios unos encima de otros para llegar desde el fondo hasta la superficie del agua. Allí abajo habitan las gentes del mar." Y allí habita nuestra Sirenita, la más joven y bella de seis hermanas, tan delicada como un pétalo de rosa y cuyo jardín es adornado por una estatua de mármol representando a un bello muchacho que fue a parar allí desde un naufragio. Solamente a los quince años se les permite a las Sirenas subir a la superficie y cuando la más joven lo hace se enamora de un joven Príncipe al que salva la vida tras un naufragio sin que este se de cuenta y la dureza de la vida hará que éste al despertar vea la imagen de otra joven mujer recogiéndole; pues la Sirenita no puede salir del mar.

Pero la Sirenita ya siente lo que es el amor y a pesar del consejo de su abuela, abandona las comodidades y belleza de un Palacio para ponerse en manos de una malvada bruja que le dará un brebaje no exento de sufrimientos para que su hermosa cola se convierta en piernas con las que poder ver al Príncipe, no sin antes entregar su hermosa voz a la bruja. Y así muda, aunque conservando toda su belleza intentará conquistar al Príncipe, única manera de obtener su inmortalidad, pero si no lo consigue morirá con el corazón partido al día siguiente de casarse éste.

El Príncipe quiere a la Sirenita muda como amiga, no para reinar a su lado y casualidades de la vida harán que conozca a la joven cuya imagen vió tras ser salvado del naufragio, creyendo que ésta le había salvado la vida. Finalmente se casará con ella. La Sirenita sabe que con el primer rayo de sol va a morir, pero sus hermanas Sirenas le ofrecen una posibilidad, clavar un cuchillo al Príncipe y salvarse ella. Cuchillo que al igual que ella arrojará al mar no sin antes depositar un cálido beso en la frente del Príncipe en el lecho que comparte junto a su amada.

Una vez en el mar de nuevo, se ve ascender sorprendida hacia el cielo junto a las Hijas del aire. En su ascenso, se despedirá de los amantes lanzando un beso invisible a la frente de la novia y dedicando una sonrisa a él. Él, que nunca supo que quien realmente le había salvado la vida era esa hermosa joven muda que tanto le amaba desde el corazón a través de sus ojos, que nunca supo que perdió su habla, su Palacio de cristal, y su reinado bajo el mar por amor. El amor y la generosidad son los temas de este cuento triste en la línea de muchos de los de Andersen. Conseguir lo imposible, salirse de las normas para lograr el amor del príncipe, abandonando su territorio, su voz, su esencia marina, es lo que la Sirenita estaba dispuesta a ofrecer.

Este libro pertenece a una colección de cuentos populares donde hay excelentes versiones bien adaptadas a primeros lectores. Aquí podéis leer el cuento

E.T., el extraterrestre

Título original: E.T., the Extraterrestrial
Reparto: Henry Thomas, Peter Coyote, Drew Barrymore, Dee Wallace-Stone, Robert MacNoughton, K.C. Martel, Sean Frye
Director: Steven Spielberg
Guión: Melissa Mathison
Duración: 115 min.
Música: John Williams
Fotografía: Allen Daviau
Productora: Universal Pictures
País: EE.UU
Estreno: 1982
Género: Ciencia-Ficción. Fantástico. Drama | Extraterrestres. Cine familiar

Sinopsis

Un pequeño visitante de otro planeta se queda en la Tierra cuando su nave se marcha olvidándose de él. Tiene miedo. Está completamente solo. Está a 3.000.000 de años luz de su casa. Aquí se hará amigo de un niño, que lo esconde y lo protege en su casa. Juntos intentarán encontrar la forma de que el pequeño extraterrestre regrese a su planeta... antes de que los científicos y la policía de la Tierra lo encuentre.

Un amigo de más allá de las estrellas

Allá por 1982, cuando no había explotado del todo su nombre, Steven Spielberg regaló al mundo una película que, aún vista hoy, sigue siendo maravillosa y entrañable en el mejor de los sentidos. La historia de un simpático “bicho” llegado del espacio y perdido en nuestro planeta, al que encuentra un niño, cautivó los corazones de medio mundo, pequeños y adultos.

Con esta película para todos los públicos, Steven Spielberg consiguió llegar al corazón de todos y cada uno de los espectadores que tuvieron la suerte de disfrutarla, porque por encima de todo, E.T. es una película emotiva en el que a más de uno, se le hace un nudo en la garganta viendo las escenas finales.

Estamos ante un bello canto a la amistad y a una amistad más allá de las fronteras, pues tiene como protagonistas a un niño y a un simpático y entrañable extraterrestre. Esta adorable fábula está llena de magia, de momentos inolvidables, de diálogos irrepetibles y se trata de una historia sabiamente contada, que sin duda cala en el interior del público. En ella además conviven la comedia y el drama, la acción y la pausa, la ficción y la realidad y por si fuera poco, la banda sonora es auténticamente magistral.

Así que lo miren por donde lo miren, nos encontramos ante una de las grandes joyas que ha dado la historia del cine, con lo que no hay razones para no verla y para no enternecerse con las peripecias de un extraterrestre, que vino más allá de las estrellas para emocionarnos y para arrancarnos una sonrisa. En mi caso al menos, lo consiguió.

Back to Home Back to Top Plenilunio de Otoño. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.