¿Qué traerá?

La perrita Bella y la elefanta Tarra

Esta es la historia de Bella, una super cachorra de raza única que le cambió la vida y Tarra una elefante a la que también le cambió la vida… y dicha historia comienza así.

Tarra, una elefante nacida en Burma en 1974, trabajó durante dos décadas realizando espectáculos en televisión, circos, eventos, etc. En 1995 Tarra, ya cansada de la vida del espectáculo, fue la inspiración que dió lugar al Santuario para Elefantes que existe en Tenesse, EE.UU. Este Santuario es una reserva de más de 1092 hectáreas donde viven elefantes ancianos, enfermos o que han sido retirados de zoológicos y circos.

Por otro lado, vivía Bella, una Super Cachorra de raza única que fue abandonada en uno de los más recientes terrenos adquiridos por el Santuario. El encuentro entre Bella y Tarra ocurrió en el otoño del 2003. Normalmente los elefantes que llegan al Santuario, encuentran una pareja que será su compañero de vida, y por lo general esa pareja es otro elefante. Tarra no tenía un compañero constante hasta que conoció a Bella. La diferencia de especies no impidió que se relacionaran y se convirtieran en las mejores amigas: jugaban, dormían juntas, paseaban y compartían grandes aventuras.

En Abril del año 2007, Bella sufrió un accidente que lastimó su espalda y tuvo que pasar varias semanas en el hospital del Santuario. A la segunda semana de la recuperación de Bella, Tarra apareció afuera de la clínica. Los cuidadores se sorprendieron e interpretaron su conducta como un deseo de ver a su inseparable amiga.

Y vaya que la interpretaron bien. Su amistad era tan grande y profunda que a partir de ese día Tarra visitaba el hospital todos los días esperando que los cuidadores de Bella la cargaran y la llevaran hasta donde ella pudiera acariciarla con su trompa. Bella logró recuperarse y reunirse nuevamente con Tarra para continuar con sus aventuras cotidianas. La delicadeza con que Tarra trataba a Bella siempre impresionó a todos. Era capaz de rascar su barriga con su inmensa pata de elefante y no provocarle daño.

Ambas solían alejarse de vez en cuando para explorar el territorio, pero la noche del 28 de Octubre de 2011, Bella sufrió un ataque aparentemente de algún tipo de animal salvaje y Tarra, al percatarse de que Bella no volvía, comenzó a buscarla por todo el Santuario hasta encontrarla. Y la encontró… lamentablemente sin vida. La elefante impidió que el cuerpo de Bella sufriera más daños y la cargó, tomó el cuerpo de Bella con su trompa y la llevó hasta su casa (la granja donde solía vivir) para poder darle el último adiós a su eterna camarada. Tara se quedó a su lado hasta que los humanos se dieron cuenta de lo ocurrido. No cabe duda, los animales saben mucho más que nosotros sobre el amor y la amistad… Video de Bella y Tarra en sus días de juegos.  

Fuente: supercachorros

Renunciar

Decepciones

Todos sufrimos decepciones en algún momento. Quizá ya me cansé de que la gente me falle y por eso ahora sólo veo el lado malo de las cosas. Sé que suena triste pero es como me siento. Siento que nadie me entiende. Pienso que tal vez si me pongo en lo peor, la decepción será menor. Pero esto no ocurre, todos me decepcionan de una u otra manera. Es mejor no ilusionarse demasiado con algo para sufrir menos. Ya sé que todos nos aferramos a alguien y es inevitable que en algún momento nos decepcione. Tal vez haya llegado el momento de no depender tanto de los demás, de ser un poco más independiente. Todos necesitamos a los demás pero habría que poner unos límites.

John y Schoep gran historia de vida

El chico sin idenditad

El chico sin identidad es una joya para navegantes sin brújula, para lectores estremecidos por la soledad y por un deseo que, de tanto perseguirlo, jamás logran alcanzar. 

Óscar Sinela, escritor y dibujante de esta fábula y discípulo de Tim Burton, nos muestra en este libro su universo macabro y poético a través de una de esas historias que barruntan nuestros pensamientos en momentos de abandono.

Escucha, siente, confía...

El memorable elenco de personajes, encabezado por la niña calamar o el chico rata, nos ilumina un camino cruel y tierno a la vez, en el que, sorprendentemente, el lector encuentra el misterio de la felicidad, que solo brota de lo auténtico.

Actor de cine, teatro y series de televisión, Óscar Sinela se revela en esta primera incursión literaria como un sugerente contador de historias.

Un debut literario que, gracias al poder evocador de la palabra y la imagen, nos despliega el intrincado catálogo de emociones con el que todos navegamos por la vida.

Día nacional del perro


En honor a Chonino, el perro

Chonino era un ovejero alemán nacido el 4 de abril de 1975. El 15 de diciembre de 1977 ingresó a la Policía Federal Argentina luego de aprobar las pruebas de aptitudes físicas y psíquicas requeridas para ser un perro de Policía. Fue adiestrado como perro de seguridad y clasificado como perro de presa. Esto significa que sólo podía entrar en acción cuando había peligro de vida tanto para sus conductores como para terceros inocentes. Su primer servicio lo cumplió en el estadio de River Plate, en el partido inaugural del Mundial de Fútbol de 1978, realizado en nuestro país.

En la madrugada del 2 de junio de 1983, dos Agentes de la Policía Federal, recorrían la zona de Av. Gral. Paz y Lastra con sus respectivos perros, uno de ellos llamado Chonino. Al ver a dos personas en actitud sospechosa junto a un auto, los Agentes trataron de identificarlos y verificar la documentación del vehículo cuando las personas comenzaron a disparar contra los efectivos. Los hirieron de varios disparos. Casi al mismo tiempo, Chonino observó que su guía había caído herido, por lo que se abalanzó hacia uno de los delincuentes y se prendió del brazo inmovilizándolo y desarmándolo.

Al ver la escena, el otro delincuente le disparo a Chonino en el pecho. Ya por caer al piso, el perro logró arrancarle un bolsillo de la campera al delincuente, mientras estos se fugaban en dirección a la provincia. Ya sin fuerzas, Chonino se arrastró hacia su guía que estaba muy herido y murió a su lado. Después murió su guía y el otro agente pudo sobrevivir. Los asaltantes fueron detenidos y hoy cumplen su condena.

Chonino guardó en su boca, mientras moría, los documentos que el delincuente llevaba en el bolsillo de su campera. De ahí en más, Chonino se convirtió en el héroe.

La calle de acceso a la Sección Agrupación Perros, entre Salguero y la Avenida Casares lleva su nombre. El 2 de junio se instituyó en "Día nacional del perro", en conmemoración a su destacada actuación. Más curiosidades de Chonino en Wikipedia

Frases House

Sueños de jabón, sueños fugaces

Mientras hago pompas de jabón, veo las nubes pasar.
Cierro mis ojos y me pregunto a dónde irán.
Burbujas transparentes.
Extractos de mí.
Trocitos de mi alma.
Viajan encerradas en una celda de cristal.
Y cada una abraza a un sueño que por nada soltará.


Sueños cristalinos, sueños simples.
Sueños puros, sueños frágiles.
Que se elevan en busca de la luz.
Aires de esperanza harán que vuelen muy alto.
Hasta que las pierda de vista.
Atraviesen este mundo.
Y lleguen a tocar el sol.
Y que el día que lo consigan.
Tanta luz, tanto calor.
Que las hará estallar.
Por ser tan puros.
Por ser tan simples.
Por ser tan frágiles.
Pero mi alma no desistirá y a mis sueños se aferrará.
Con ternura, con pasión, con amor.
Caerán...
Caerán...
Caerán...
Y cuando atraviesen de nuevo el cielo, en la oscura noche.
En estrellas fugaces mis sueños se transformarán.


Y veré que un poquito de luz ha conseguido robar,
a esa estrella que las ha hecho estallar.

Decepcionada

La decepción es un sentimiento de insatisfacción que surge cuando no se cumplen las expectativas sobre un deseo o una persona. Se forma en unir dos emociones primarias, la sorpresa y la pena. La decepción, si perdura, es un desencadenante para la frustración y mas adelante, la depresión.

Tengo un corazón que sueña

Mi perro Skip

Título original: My Dog Skip
Reparto: Frankie Muniz, Diane Lane, Luke Wilson, Kevin Bacon, Bradley Coryell, Daylan Honeycutt, Cody Linley, Caitlin Wachs, Peter Crombie, Clint Howard, Mark Beech, Susan Carol Davis, David Pickens
Director: Jay Russell
Guión: Gail Gilchriest (Libro: Willie Morris)
Duración: 95 min.
Música: William Ross
Fotografía: James L. Carter
Productora: Alcon Entertainment
País: EE.UU
Estreno: 1999
Género: Comedia. Drama | Basado en hechos reales.


Sinopsis

Año 1942, ciudad de Yazoo City, Missisippi. Willie es un chico tímido al que sus padres le regalan un cachorro de terrier por su noveno cumpleaños. El perro, al que llamará Skip, se hará muy conocido y apreciado entre los habitantes de la localidad, y ayudará al chico a tener una mayor confianza en sí mismo.

Para todos aquellos que tuvimos perro

Puede que no sea una obra cinematográfica magnífica, pero creo que llegará al corazón de todos aquellos que tuvimos un Skip en nuestra vida, que vivimos esas pequeñas aventurillas infantiles a manos (o patas) de un perrillo fiel, que amamos de esa peculiar manera a nuestra mascota y que recordamos, ya mayores, como nos divertimos y sufrimos por nuestro colega de cuatro patas. En la película se puede observar el valor de la amistad y el como un perro parece tener más cualidades que una persona.

Se nos presenta a un ser bastante simpático y nos deja alguna escena muy curiosa. Pero además trata temas como la dificultad de un niño de 9 años a integrarse o a un jóven que se ve involucrado en la guerra. Digamos que Mi perro Skip profundiza más en otros temas y no tiene el aspecto de una comedia entretenida sino que también el drama está presente de forma ligera. Es un film en el que se comprueba que el mejor amigo del hombre es el perro. Una historia que te deja huella sobre la amistad, sin lugar a dudas esta es, para mí, la mejor película sobre la amistad entre un niño y un perro.

Y por supuesto la actuación de Skip, conmueve su final.

Cuentista

Hay un McDonald's para ti

Carteles Indiana Jones

Frases Indiana Jones

Frases Green Day

Firmin de Sam Savage

La vida de una rata en las calles de un vecindario deprimido del Boston de los años 60 es lo que nos ofrece. Entrañable novela que da un repaso a lo que podría sentir, a lo largo de su vida, una rata que nace diferente, tanto como para encontrarse más cerca de los nuestros que de los suyos.

El protagonista de esta historia, es una rata. Pero no una rata cualquiera, porque dentro de su pequeña cabeza se esconde un cerebro más desarrollado de lo que podría estar el de cualquier otro ser ratonil. Es un alma atormentada que vive en una librería, debora todo los libros que puede y lee aún el doble. Con el paso del tiempo se da cuenta de que una rata culta es una rata solitaria, y la única compañía con la que contará será con la de sus amados libros. Firmin es un personaje bastante peculiar, lector, soñador, depresivo, vicioso y, en general, bastante marginal, con un serio problema de relaciones inter-personales e inter-ratiles. Nacido en una pequeña librería en un decadente barrio de Boston, Firmin aprende a leer digiriendo su nido hecho de un libro cortado a tiras. Marginada de su familia, busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor de ciencia ficción fracasado. A medida que Firmin navega por las calles sombrías en busca de amor y comprensión, su soledad y su miedo se tornan humanos e irremediablemente conmovedores. Mediante una narración en primera persona, Firmin nos guía a través de su deprimente existencia, desde su nacimiento en el sótano de la librería hasta que entabla "relación" con un ser humano, pasando por su experiencia al verse reflejado por primera vez en un espejo (esta escena sí que es deprimente).

Si tuviese que describir en una palabra este libro sería, sin duda, triste. Es triste, muy triste, tristísimo. Pero no todo va a ser malo, ya que algunas escenas me han hecho sonreír, otras me han parecido curiosas y la mayoría me han conmovido, pero las he disfrutado igualmente. Entrañable, triste y melancólica, se deja leer con facilidad y, en numerosas ocasiones, descubre la rata que todos llevamos dentro.

Todos somos un poco Firmin.

Terminado el libro con sonido de blues, no puedo dejar de pensar en lo hermoso del viaje, a fin de cuentas. Es un libro que terminas con una sonrisa algo melancólica. Este ratón es un lector con todas las letras y su travesía literaria no puede dejar indiferente a los que le somos afines. Pero no busques aquí un ratoncito simpático, advertido quedas. Puede que Firmin te guste más o menos, te identifiques con él o no, pero hay una cosa que siempre tendrás en común con él: la pasión por la lectura. Me quedo con una reflexión de la rata: "Todos somos nuestro propio enemigo".

Bollitos ositos


Ingredientes:

300 gramos de harina de fuerza, 1 sobre de levadura de panadería seca (5 gramos), 1 cucharada de azúcar, 1 cucharadita de sal, 40 gr de mantequilla a temperatura ambiente, 175 ml de leche a temperatura ambiente y 1 huevo.

Preparación:

1. En un bol mezclamos la harina, la levadura, el azúcar y la sal. Añadimos la leche y el huevo, mezclando bien hasta conseguir una pasta compacta.

2. Sacamos la pasta del bol y seguimos amasando hasta notar que la masa se va volviendo más elástica. Agregamos la mantequilla y continuamos manipulando la masa hasta que esté brillante y muy suave. Formamos una bola con ella y la dejamos reposar, sobre una hora y media, dentro de un recipiente enharinado. La tapamos con un paño y esperamos a que haya duplicado su volumen.

3. Una vez pasado el tiempo volvemos a amasarla un poco más y la dividimos en unas 16 porciones, reservando un poco de masa para las orejas. Hacemos bolas con los trozos de masa y le pegamos las orejitas con un poco de agua.

4. Colocamos los ositos sobre en una bandeja forrada con papel de horno. Dejamos reposar unos 15 minutos. Los introducimos en horno precalentado a 200 grados durante unos 10-15 minutos o hasta que estén doraditos.

5. Los dejamos enfriar fuera del horno y les pintamos la cara con un rotulador comestible, tinta de calamar o chocolate.

Last Night On Earth by Green Day

Back to Home Back to Top Plenilunio de Otoño. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.