Días grises


Me gusta los días grises, con un clima más nostálgico.
Quizás sea una necesidad de complacer a mi lado más tranquilo.
Algunas canciones tienen mucho más sentido si se las escucha en un día como estos.

Mi Navidad

Mis amigos


En la vida llega algún momento en el que nos damos cuenta de quienes son nuestros amigos, sobre todo cuando pasamos por malos momentos. Quizás otros hubieran optado por consolarme con los consabidos: ''no te preocupes, ya verás como todo va a ir bien...'' Mis amigos sin embargo, pensaron que podían hacer otra cosa mejor. Estar conmigo y hacerme olvidar aunque solo fuera por un breve rato, los problemas y preocupaciones que tenía. Por un instante volví a sonreir y a pensar que la vida está llena de bellos momentos que merecen la pena. Y por todos esos recuerdos y por ayudarme a evocarlos cuando más lo necesitaba, les estoy eternamente agradecida.

Vivir


Cuando un ser querido está enfermo, todo tu mundo se desmorona, y a la impotencia de no poder hacer nada se suma la culpabilidad por haber estado preocupado por otras cosas, problemas que te atormentaban y que de pronto se hacen muy pequeños, casi ínfimos. Mi madre nos necesitaba y eso era lo único importante.

Fue una noche larga, muy larga, en la que menos mi abuela que creía que todo íba sobre ruedas, todos nos preguntamos lo mismo: por qué tenía que haberle pasado a mi madre. Por qué a ella. Pero esa es la pregunta que por lo visto se hacen todos los que han pasado por la experiencia tras recibir el fatal diagnóstico. Aquella noche la tengo grabada en mi memoria porque fue una noche de dolor, de reflexión, de preguntas sin respuestas, de querer saber por qué el destino en el último año nos golpeaba así, tan continuamente sin darnos tregüa. Si tuviera que definir a mi madre, diría de ella que es la mujer que a buen seguro va a luchar con todas sus fuerzas para superar la enfermedad. Pero sobre todo para mí, ante todo, es mi madre.

Sus historias naturales

El beso más pequeño


Esta es la historia de amor de un inventor melancólico que no era capaz de inventar nada y de una chica con nombre de Flor que se vuelve invisible en cuanto la besan. Después de darse el beso más pequeño, el inventor descubre que Sobralia se ha desvanecido sin dejar rastro. Decidido a encontrarla, recurre a Gaspard Neige, un extraño detective privado que tiene por ayudante a un loro muy peculiar: se llama Elvis y es especialista en cazar mujeres difíciles. Pero antes de lanzarse a la búsqueda de la chica, Elvis tendrá que aprender a reconocerla. Para ello aprenderá la melodía en re menor de un pulmón asmático femenino y memorizará la historia del beso más pequeño jamás registrado. Con la ayuda de Elvis y un bombón de chocolate que reproduce el gusto que dejan los besos sobre los labios, es solo cuestión de tiempo que Sobralia reaparezca. Pero, cuando el inventor dé con ella, ¿sabrán afrontar sus miedos juntos y vivir su historia de amor? El beso más pequeño (el cuarto libro de Mathias Malzieu), es una novela para aquellos que buscan el amor y que lo encuentran más cerca de lo que creen. Mathias Malzieu (Montpellier, 1974) es autor de 38 mini westerns, La mecánica del corazón, La alargada sombra del amor y Metamorfosis en el cielo, obras con las que ha obtenido éxito y reconocimiento crítico. Es también el cantante de Dionysos, uno de los grupos más importantes de pop de Francia.

La mecánica del corazón, La alargada sombra del amor y Metamorfosis en el cielo han sido best seller en España, con más de 350.000 ejemplares vendidos. El cineasta Luc Besson ha comprado los derechos cinematográficos de La mecánica del corazón, y la película se estrenará en Francia el 5 de febrero de 2014.

Poto, mi mejor amigo

Paraíso

Firmin fragmentos I


"Me preguntaba qué ocurriría si Jerry volvía a casa una tarde y me encontraba muerto, con el pobre cuerpecillo yerto y frío. ¿Qué haría en tal caso? ¿Me agarraría por la cola y me tiraría a la basura? ¿Y qué otra cosa podía hacer? ¿Enterrarme en el jardín público?

- ¿Qué hace usted ahí, amigo?
- Ya lo ve, agente, enterrando a una rata.
- Enterrando, ¿Qué?!

Odiaba la idea de que me agarrasen por la cola y me tirasen a la basura. [...] 

"Siempre creo que todo va a durar para siempre, pero nada dura para siempre. De hecho, nada existe más allá de un instante, salvo las cosas que retenemos en la memoria. Yo siempre intento retenerlo todo - prefiero la muerte al olvido-, pero, al mismo tiempo, tenía muchas ganas de que nos fuéramos a San Francisco, dejándolo todo atrás. Y así es la vida: no hay modo de encontrarle sentido."

Tomb Raider Survivor

Pon tu granito

Esta imagen es una de las consecuencias de arrojar basura al mar. Por favor, sé responsable y deposita la basura donde corresponda. No arrojes cosas al mar y si en la playa detectas redes o similar colabora y retíralas del agua para que la marea no se las lleve. Pon tu granito de arena con prácticas responsables.

Únete www.facebook.com/NaturaHumana

Felicidad ¿?

Día contra el cáncer

Back to Home Back to Top Plenilunio de Otoño. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.